Conspiració Activia.

Posted in General on febrero 6, 2011 by agustinvidal

Es la una y media. Me preparè un mate.

Sí, tomar mate con galletitas a la una y media de la mañana de un sábado es como entrar en una maquina de tiempo e ir al futuro. Pero bueno, como yo sé que no me puedo volver más viejo de lo que soy -por que debería estar en los record guinness de los más viejos-, no me hago problema alguno.

La cosa es que empezó un año nuevo y llegó una nueva oportunidad de hacer bien las cosas; es como un lunes en el gimnasio. Entonces me dije: “Agustín, tenés que dar el ejemplo a toda la humanidad por ser la persona mayor, tenés que dejar un poco la joda nocturna y centrarte un poco más en lo que debés hacer”. Por eso reemplazo el fernet con mate y las papas fritas con galletitas.

Cuestión que quería publicar una cosa que me pasó ayer por la cabeza. No fue el peine, sino algo parecido y que cumplía el mismo fin. Descubrí que un resorte puede ser el sustituto del peine cuando el muy forro de tu hermano quiere achatarse la cabeza en el baño de su trabajo.

Ayer me levante, después de los cinco temas de black eyed peas que tengo en el teléfono como alarma, y las agujas del reloj me obligaron a hacer fondo negro con el café. Pero casi me caigo de orto cuando antes de salir pasé por el espejo del baño y allí estaba Goku en estado Sayayin. Busqué desesperado el peine en todos lados hasta que llegué a la conclusión de que había habido un hurto en mi vida privada. Entonces saqué el resorte de la cadena del inodoro y safé. Vivir con un hermano está bueno, para pagar el alquilar a la mitad y hablar pelotudeces antes de dormir, pero tiene un par de contras como fumarte pedos ajenos –que tienen una escencia completamente distinta a los propios, justamente por que filosóficamente algo que tiene distinto origen, será de otra manera en su desarrollo y fin– y también como lo que pasó con el puto peine.

Ahora enserio te digo a vos Matías; afánate el peine otra vez y te juro por Dios y todos los santos que voy a hacerte la cama turca todos los días hasta que te acostumbres a dormir en posición fetal.

Es una cagada que el mate te haga de laxante, por que te ponés a escribir y la computadora se llena de olor a mierda. El mate es mucho más económico que el Activia Regularis, que lo sepa el sexo femenino. Estoy cansado de esas propagandas que te abren los ojos a la realidad de que las mujeres no sólo cagan, sino que viven constipadas y son una bolsa de mierda que se pudre a lo largo de días enteros. ¿Había necesidad de que me explicaran cómo el sistema digestivo femenino funciona como una bolsa de arroz, pollo y ensaladas que se acumulan para después llenar un tacho de basura? No, creo que no.

PapaNoel no existe, el ratón Pérez es sólo un ratón y las mujeres pueden llegar a guardar en mierda lo que podría pesar un hijo. 

Anuncios

Mudación.

Posted in General on enero 5, 2011 by agustinvidal

Obviamente desde que me mudé a la gran ciudad, adopté hábitos y costumbres tales como ir al laverap, a la verdulería y cagar con la puerta abierta. Pero una de las cosas más chocantes fue cambiar de familia. Es que toda mi vida viví en una casa con jardín y no me acostumbro a la idea del departamento. Para mí, yo no estoy más que compartiendo una casa con nueve o diez familias. La vieja que tiene mal la rodilla, no vive “al lado” sino en el cuarto de al lado; estoy viviendo CON ella y con todos los demás.

En el cuarto de arriba, sobre mi cabeza ahora mismo una pareja se juega por su descendencia. No me gusta tener un audio porno a la una de la mañana. Antes, estos del quinto B duraban menos, pero con el tiempo supongo que la relación mejoró y ahora la estiran hasta la una, dos de la mañana. Se le suman también los gritos de la familia del sexto B, que vendría a ser el futuro de los del quinto si siguen poniéndole tanta garra; seis o siete diablos enfurecidos con su madre cuales polluelos hijos de re mil puta con hambre. La semana pasada escuché en el ascensor que uno de ellos, con sus diez añitos y ante la petición de la madre a que ayudara con las bolsas del súper, le dijo que la chupe. Un Edipo poderoso.

En el quinto A, seguro ahora están durmiendo las dos brasileras. No sé que estudian por que tienen cara de muy boludas y tampoco sé si son hermanas por que no distingo los rasgos faciales de los negros. Amén de que dejen las canillas abiertas varias veces al año y que se queden encerradas en el ascensor dos veces por semana, son buena onda. Me da pena que se hayan venido a estudiar este país, y justo al barrio más pulgoso de Buenos Aires…, bah nosé, capaz son argentinas.

Eso me daría el doble de pena.

Y otra cosa, muchas veces me veo obligado a prenderme un pucho para opacar la baranda que brota por la puerta de al lado; un fantasma de pescado frito que deambula por los pasillos a la hora del almuerzo. Señora, no me extraña que tenga mal la rodilla, si come de esa manera. Y qué manía de dejar la puerta abierta al pasillo a modo de ventilación, me dan ganas de comerme mis propios soretes y cagarlos después bien adentro de su boca.

Casi me olvidaba de la conchuda del tercero, que como le falta lo que le sobra a la del quinto, anda por ahí jodiendo y mangueando que todos paguemos las expensas para poder, por ejemplo, arreglar el ruido del ascensor. Claro, ella es dueña del departamento, ella no alquila, entonces ¿todos los demás forros que tenemos que pagar una fortuna por 10 metros cuadrados en una zona en poder de los narcos, en plena facultad de medicina, con el aire viciado a muerto que sale de la chimenea de la morgue que tenemos enfrente, estamos obligados a escuchar las quejas de una vegetariana resentida?

Con esa gente y muchos más me fui a vivir.

Limpiando se pasa la vida.

Posted in General on diciembre 23, 2010 by agustinvidal

La época de finales es movida, bastante movida.

No paro ni un segundo; hago videos, limpio el departamento, lo desordeno y ensucio para luego volverlo a su estado primordial.  Me pongo nervioso y dos opciones; o acumulo heces durante tres días o meo por el culo. A veces me convenzo de que para la próxima voy a estar mejor preparado, con más tiempo y todo leído, pero después me encuentro en la misma situación, sin saber un choto, pasando las hojas, dejándome en manos de la suerte, y todo eso por no aceptar que un final no se puede preparar en cuatro horas. Además, antes de ponerme a estudiar, tengo la sensación de que sé mucho, pero cuando abro los apuntes ahí me identifico con Sócrates y me pongo a limpiar el piso.

Y cómo odio las migas, más si son de galletitas de agua; me sacan, no puedo pensar en otra cosa. Mi novia no entiende que esos tremendos pedazos de Traviata después se te pegan en la planta del pié, y de a poco se va formando una suela. Si quieren coman Chocolinas, que se disimulan con la madera, pero no me dejen un estrellado de migas blancas, se los ruego. En mi departamento no coman galletitas de agua por que después desapruebo todo.

Sí, ya sé, el tema de la limpieza es algo alertante, pero cuando siento mucha culpa, lo único que me calma es tener todo limpio y ordenado, de esa manera siento que al menos hice algo bien. En otra vida abré sido la mucama de Maquiavelo.

Psicólogo.

Posted in General on diciembre 23, 2010 by agustinvidal

Posted in General on noviembre 29, 2010 by agustinvidal

Posted in General on noviembre 29, 2010 by agustinvidal

Posted in General on noviembre 29, 2010 by agustinvidal